Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Miércoles 23 de Octubre de 2019

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014
-1

Si no venís, me voy

Los hijos de padres separados suelen ser la coartada perfecta para el pase de facturas de ambos lados. En eso parece estar un padre que pasa sábados sin ir a buscar a los chicos, tal vez, para dejar a su ex plantada. Si un padre no cumple con el horario de visitas, ¿hay que esperarlo igual?

Los especialistas en familia aseguran que muchas de las conductas de los padres separados o divorciados hacia sus hijos se entienden en los rencores y pequeñas venganzas que se tienen preparados los adultos. Que tu padre es esto, que tu madre es esto otro, que la cuota alimentaria, que el colegio de los chicos. Que, que, que? En esa línea de reproches están algunos padres que, para embromar a su ex pareja, no cumplen con los horarios del régimen de visitas. Fernanda Suárez es una mamá de 28 años y 3 chicos, de 2, 5 y 8 años. Vive con ellos en su casa de Ituzaingó, adonde va a buscarlos su papá para tenerlos los miércoles de 18 a 22 horas y desde las 12 del sábado hasta el mediodía del domingo. ?Este sábado no vino a buscar a los chicos?, dice Fernanda respecto de los dos mayores, porque al menor de 2 años ?no se lo lleva, pero tampoco lo obligo?. Ella se quedó toda la tarde esperándolo, como ya sucedió en otras oportunidades, pero él ni le avisó por teléfono que no iba por ellos. ?Le dije más de una vez que si no viene cuando le corresponde yo no puedo organizar mi vida y tengo todo el derecho a disponer de mi tiempo libre sin necesidad de sufrir estos plantones?, dijo la joven mamá, casada hace 8 años y separada hace 2. El le pidió cambiar los horarios. Ella no tiene problema; tampoco en que él pase a buscarlos sábado por medio, ?incluso si no se los quiere llevar más, que no se los lleve. Lo único que quiero es que me deje hacer mi vida tranquila? suplicó la mujer. Su mayor miedo es que él llegue un día y le haga después problemas porque no encontró a los chicos. ´Abogado?Muchas veces el padre va a buscar los chicos a la casa de su ex más tarde o más temprano por el sólo hecho de jorobar y los traen de vuelta a cualquier hora generando ansiedad y angustia en la madre, pero sobre todo en los chicos?, afirmó Adriana Miani, abogada de familia. Si mi ex viene por los chicos cuando se le antoja y ese día yo me los llevé, ¿puede reclamarme algo? En realidad no, porque los horarios que dispusieron de común acuerdo fueron hechos para ser cumplidos y nadie puede estar pendiente de las irresponsabilidades del otro. Por eso, si después de esperarlo durante un tiempo prudencial, el padre no vino por sus hijos, la madre puede llevárselos con ella. Es sabido que en cuestiones de Justicia de familia, todo es flexible y está sujeto a modificaciones, no sólo en cuanto al régimen de visitas sino también a la cuota de alimentos o la tenencia de los hijos. A saber:
  1. Cambio en el régimen horario: por un nuevo trabajo del padre o de la madre o una obligación impostergable que se superpone con el horario de visitas.
  2. Cambio en la cuota de alimentos: se reduce porque el padre está desempleado o se aumenta porque aumentó su capital.
  3. Cambio en la tenencia: por conductas impropias de la madre. O solicitud de tenencia compartida, gracias al buen entendimiento entre las partes.
´Abogado?Cuando el planteo de uno de los dos pasa por la imposibilidad de cumplir con los horarios convenidos habrá que acordar nuevas condiciones para verlos, pero siempre pensando en el bienestar de los chicos?, señaló la abogada de familia Soledad Díaz. Si el matrimonio desavenido acordó de palabra el régimen de visitas de sus hijos con el cual ahora está en desacuerdo, deberá sentarse a conversar unos horarios más convenientes a ambos o pactarlos en forma escrita ante un juzgado de familia o en forma extrajudicial. Si el acuerdo precisó de la intermediación de un juez, quien denuncia el incumplimiento de su ex debe volver a pedir la convocatoria de una audiencia en el juzgado o tribunal de familia (si es en Capital el primero, si es en Provincia el segundo) para repactar un nuevo régimen horario. ¿Cómo pruebo que esa conducta de mi ex es recurrente? Con testigos, que pueden ser los mismos vecinos. Si la mujer se cansó de esperar y pasó un tiempo razonable sin que su ex pasara a buscar a sus hijos, puede avisarle a su vecino que ella se fue, por si llegase a preguntar el ex marido. El testimonio del vecino le va a servir para inclinar el fiel de la balanza a su favor en un reclamo judicial. También puede suceder que el padre no esté interesado en ver tan seguido a sus hijos. ?En ese caso se lo podrá obligar a cumplir con la cuota de alimentos pero no con la cuota de afecto, a la que sólo puede obligarlo su propia conciencia?, afirmó la doctora Díaz. ¿Puede acordarse el régimen de visitas sin necesidad de ir a juicio? Sí. Este puede ser amplio o restringido y es posible pactarlo en forma privada en un estudio jurídico, para luego validar el acuerdo en un juzgado de familia, a fin de igualarlo a una sentencia judicial. Cuando se trata de relaciones conflictivas ? esto ocurre las más de las veces ? no queda otra alternativa que zanjar las diferencias ante la Justicia.

Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Si no venís, me voy

Los hijos de padres separados suelen ser la coartada perfecta para el pase de facturas de ambos lados. En eso parece estar un padre que pasa sábados sin ir a buscar a los chicos, tal vez, para dejar a su ex plantada. Si un padre no cumple con el horario de visitas, ¿hay que esperarlo igual?

Si no venís, <celeste>me voy
Los especialistas en familia aseguran que muchas de las conductas de los padres separados o divorciados hacia sus hijos se entienden en los rencores y pequeñas venganzas que se tienen preparados los adultos. Que tu padre es esto, que tu madre es esto otro, que la cuota alimentaria, que el colegio de los chicos. Que, que, que? En esa línea de reproches están algunos padres que, para embromar a su ex pareja, no cumplen con los horarios del régimen de visitas. Fernanda Suárez es una mamá de 28 años y 3 chicos, de 2, 5 y 8 años. Vive con ellos en su casa de Ituzaingó, adonde va a buscarlos su papá para tenerlos los miércoles de 18 a 22 horas y desde las 12 del sábado hasta el mediodía del domingo. ?Este sábado no vino a buscar a los chicos?, dice Fernanda respecto de los dos mayores, porque al menor de 2 años ?no se lo lleva, pero tampoco lo obligo?. Ella se quedó toda la tarde esperándolo, como ya sucedió en otras oportunidades, pero él ni le avisó por teléfono que no iba por ellos. ?Le dije más de una vez que si no viene cuando le corresponde yo no puedo organizar mi vida y tengo todo el derecho a disponer de mi tiempo libre sin necesidad de sufrir estos plantones?, dijo la joven mamá, casada hace 8 años y separada hace 2. El le pidió cambiar los horarios. Ella no tiene problema; tampoco en que él pase a buscarlos sábado por medio, ?incluso si no se los quiere llevar más, que no se los lleve. Lo único que quiero es que me deje hacer mi vida tranquila? suplicó la mujer. Su mayor miedo es que él llegue un día y le haga después problemas porque no encontró a los chicos. ´Abogado?Muchas veces el padre va a buscar los chicos a la casa de su ex más tarde o más temprano por el sólo hecho de jorobar y los traen de vuelta a cualquier hora generando ansiedad y angustia en la madre, pero sobre todo en los chicos?, afirmó Adriana Miani, abogada de familia. Si mi ex viene por los chicos cuando se le antoja y ese día yo me los llevé, ¿puede reclamarme algo? En realidad no, porque los horarios que dispusieron de común acuerdo fueron hechos para ser cumplidos y nadie puede estar pendiente de las irresponsabilidades del otro. Por eso, si después de esperarlo durante un tiempo prudencial, el padre no vino por sus hijos, la madre puede llevárselos con ella. Es sabido que en cuestiones de Justicia de familia, todo es flexible y está sujeto a modificaciones, no sólo en cuanto al régimen de visitas sino también a la cuota de alimentos o la tenencia de los hijos. A saber:
  1. Cambio en el régimen horario: por un nuevo trabajo del padre o de la madre o una obligación impostergable que se superpone con el horario de visitas.
  2. Cambio en la cuota de alimentos: se reduce porque el padre está desempleado o se aumenta porque aumentó su capital.
  3. Cambio en la tenencia: por conductas impropias de la madre. O solicitud de tenencia compartida, gracias al buen entendimiento entre las partes.
´Abogado?Cuando el planteo de uno de los dos pasa por la imposibilidad de cumplir con los horarios convenidos habrá que acordar nuevas condiciones para verlos, pero siempre pensando en el bienestar de los chicos?, señaló la abogada de familia Soledad Díaz. Si el matrimonio desavenido acordó de palabra el régimen de visitas de sus hijos con el cual ahora está en desacuerdo, deberá sentarse a conversar unos horarios más convenientes a ambos o pactarlos en forma escrita ante un juzgado de familia o en forma extrajudicial. Si el acuerdo precisó de la intermediación de un juez, quien denuncia el incumplimiento de su ex debe volver a pedir la convocatoria de una audiencia en el juzgado o tribunal de familia (si es en Capital el primero, si es en Provincia el segundo) para repactar un nuevo régimen horario. ¿Cómo pruebo que esa conducta de mi ex es recurrente? Con testigos, que pueden ser los mismos vecinos. Si la mujer se cansó de esperar y pasó un tiempo razonable sin que su ex pasara a buscar a sus hijos, puede avisarle a su vecino que ella se fue, por si llegase a preguntar el ex marido. El testimonio del vecino le va a servir para inclinar el fiel de la balanza a su favor en un reclamo judicial. También puede suceder que el padre no esté interesado en ver tan seguido a sus hijos. ?En ese caso se lo podrá obligar a cumplir con la cuota de alimentos pero no con la cuota de afecto, a la que sólo puede obligarlo su propia conciencia?, afirmó la doctora Díaz. ¿Puede acordarse el régimen de visitas sin necesidad de ir a juicio? Sí. Este puede ser amplio o restringido y es posible pactarlo en forma privada en un estudio jurídico, para luego validar el acuerdo en un juzgado de familia, a fin de igualarlo a una sentencia judicial. Cuando se trata de relaciones conflictivas ? esto ocurre las más de las veces ? no queda otra alternativa que zanjar las diferencias ante la Justicia.

Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.