Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Sábado 22 de Enero de 2022

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014

Reclamos bajo cero

Según el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne de Pilar, el frigorífico F.R.I.M.S.A. de Escobar presenta numerosas irregularidades. Explotación y malos tratos e incumplimiento total de leyes laborales y de higiene y seguridad son algunas de las anomalías que deben soportar los empleados. Se hicieron reclamos. No hubo respuesta. ¿Quién se hace cargo?

Hace años, los trabajadores del frigorífico F.R.I.M.S.A. de Escobar sufren numerosos abusos por parte de sus superiores. Explotación, malos tratos, incumplimiento de leyes laborales y normas de seguridad e higiene, impedimento del cumplimiento de funciones sindicales, parte del salario en negro, e incumplimiento de leyes previsionales y de seguridad son las irregularidades más frecuentes. Según el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne de Pilar, que realizó una denuncia pública, el frigorífico evade impuestos y los miembros del directorio no concurren a las citaciones que el Ministerio de Trabajo le hace, demostrando impunidad y desinterés por el orden legal. Los abusos son constantes. En un documento, el Sindicato expresa: “A los trabajadores de F.R.I.M.S.A. se los explota sin consideración obligándolos bajo amenaza de despido a concluir la faena más allá de los horarios estipulados por el convenio del sector sin que se les liquide las horas extras...Asimismo, cada trabajador es obligado a realizar tareas propias de tres o cuatro, lo que implica una actitud atentatoria contra la salud física y psíquica del personal de faena…La liquidación de sueldos no se ajusta a convenio, ya que en lugar de figurar las tareas correspondientes a la categoría y especialización del trabajador se consignan “tareas generales”, violándose el régimen legal fijado por el art. 60 ley 5675.” El gerente de personal “somete a tratos humillantes, con insultos y amenazas incluidos, al personal masculino y femenino del Frigorífico… Frente a enfermedades o accidentes de trabajo, medica por su cuenta a los afectados impidiéndoles abandonar el puesto u obligándolos a concurrir –heridos o enfermos-, bajo amenaza de despido a pesar de las afecciones presentadas. De este modo, aparte de incurrir en el ejercicio ilegal de la medicina, se incumple con las normas correspondientes a la intervención de las A.R.T. ante las eventualidades que hacen a la salud e integridad física de los trabajadores. Todo esto ocurre ante la pasividad o anuencia del Directorio de la Empresa, que a pesar de estar impuesto de la situación por diferentes vías, hace la vista gorda respecto a la actitud feudal del mencionado ejecutivo.”, agrega la denuncia. El Sindicato explicó también que se “coarta la función sindical de manera solapada al impedirse que el delegado paritario, Sr. Mario Alberto Saucedo, tome contacto con el resto del personal a fin de cumplir con su deber de representación. Con tal objeto, se le adjudican tareas fuera de la planta, que además son impropias de su categoría de faenador. Ante su reclamo, es permanentemente hostigado y amenazado.” Las denuncias contra el frigorífico F.R.I.M.S.A. llegaron hasta el Subsecretario de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, quien prometió ocuparse pero sin que se registre acción alguna hasta el momento. Una vez más la impunidad se hace presente en un caso donde lo que está en juego son los derechos de los trabajadores. No sólo aquellos derechos relacionados específicamente con lo laboral sino también los que tienen que ver con la condición humana de los empleados. La denuncia pública es hoy la única arma con la que cuentan, ya que los organismos oficiales no hacen nada al respecto.

Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Reclamos bajo cero

Según el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne de Pilar, el frigorífico F.R.I.M.S.A. de Escobar presenta numerosas irregularidades. Explotación y malos tratos e incumplimiento total de leyes laborales y de higiene y seguridad son algunas de las anomalías que deben soportar los empleados. Se hicieron reclamos. No hubo respuesta. ¿Quién se hace cargo?

<celeste>Reclamos <azul>bajo cero
Hace años, los trabajadores del frigorífico F.R.I.M.S.A. de Escobar sufren numerosos abusos por parte de sus superiores. Explotación, malos tratos, incumplimiento de leyes laborales y normas de seguridad e higiene, impedimento del cumplimiento de funciones sindicales, parte del salario en negro, e incumplimiento de leyes previsionales y de seguridad son las irregularidades más frecuentes. Según el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Carne de Pilar, que realizó una denuncia pública, el frigorífico evade impuestos y los miembros del directorio no concurren a las citaciones que el Ministerio de Trabajo le hace, demostrando impunidad y desinterés por el orden legal. Los abusos son constantes. En un documento, el Sindicato expresa: “A los trabajadores de F.R.I.M.S.A. se los explota sin consideración obligándolos bajo amenaza de despido a concluir la faena más allá de los horarios estipulados por el convenio del sector sin que se les liquide las horas extras...Asimismo, cada trabajador es obligado a realizar tareas propias de tres o cuatro, lo que implica una actitud atentatoria contra la salud física y psíquica del personal de faena…La liquidación de sueldos no se ajusta a convenio, ya que en lugar de figurar las tareas correspondientes a la categoría y especialización del trabajador se consignan “tareas generales”, violándose el régimen legal fijado por el art. 60 ley 5675.” El gerente de personal “somete a tratos humillantes, con insultos y amenazas incluidos, al personal masculino y femenino del Frigorífico… Frente a enfermedades o accidentes de trabajo, medica por su cuenta a los afectados impidiéndoles abandonar el puesto u obligándolos a concurrir –heridos o enfermos-, bajo amenaza de despido a pesar de las afecciones presentadas. De este modo, aparte de incurrir en el ejercicio ilegal de la medicina, se incumple con las normas correspondientes a la intervención de las A.R.T. ante las eventualidades que hacen a la salud e integridad física de los trabajadores. Todo esto ocurre ante la pasividad o anuencia del Directorio de la Empresa, que a pesar de estar impuesto de la situación por diferentes vías, hace la vista gorda respecto a la actitud feudal del mencionado ejecutivo.”, agrega la denuncia. El Sindicato explicó también que se “coarta la función sindical de manera solapada al impedirse que el delegado paritario, Sr. Mario Alberto Saucedo, tome contacto con el resto del personal a fin de cumplir con su deber de representación. Con tal objeto, se le adjudican tareas fuera de la planta, que además son impropias de su categoría de faenador. Ante su reclamo, es permanentemente hostigado y amenazado.” Las denuncias contra el frigorífico F.R.I.M.S.A. llegaron hasta el Subsecretario de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, quien prometió ocuparse pero sin que se registre acción alguna hasta el momento. Una vez más la impunidad se hace presente en un caso donde lo que está en juego son los derechos de los trabajadores. No sólo aquellos derechos relacionados específicamente con lo laboral sino también los que tienen que ver con la condición humana de los empleados. La denuncia pública es hoy la única arma con la que cuentan, ya que los organismos oficiales no hacen nada al respecto.

Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.