Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Lunes 20 de Septiembre de 2021

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014

Nafta adulterada

El incesante aumento en los precios de los combustibles puede tentar a algunos dueños de estaciones de servicio a competir con métodos desleales por una porción del mercado golpeado por la crisis. Si me cargan combustible adulterado, ¿dónde puedo protestar?

Aquellas estaciones de servicio que promocionan con rutilantes carteles sus ofertas en combustibles, pueden oler a algo más que a nafta. Los que se animan al desafío, tal vez salgan contando los centavos ahorrados en la carga, o puede que a los pocos metros sientan corcovear a su auto como si montaran un toro salvaje.

Los automovilistas tienen una percepción de mayor desconfianza sobre la calidad de los combustibles en las estaciones blancas - sin marca - que en las de firmas conocidas. Se cree que los menores controles y la independencia de las grandes petroleras las convierte en blancos fáciles para la adulteración.

Sin embargo, los controles de calidad realizados desde la Secretaría de Energía muestran que ciertas estaciones de marca reconocida, son expertas en el arte de “estirar” las naftas. Como también que muchas estaciones blancas cumplen con los valores de calidad exigidos.

Las estaciones de servicio pueden tener diferentes modalidades contractuales. En nuestro país 9 de cada 10 estaciones son operadas por sus propios dueños. Otra forma es que la empresa petrolera sea dueña y la administre en forma directa. Un tercer modelo es la administración a través de franquicias, entregadas por la firma a un tercero que la opera. La cuarta modalidad es la del dueño que le cede la estación a la petrolera para que la maneje.

Todas ellas pasan por el ojo supervisor de la Secretaría de Energía, a través de su área específica, que es la Subsecretaría de Combustibles. Desde este organismo realizan inspecciones periódicas. Se toman muestras de nafta súper, común y gasoil de estaciones elegidas al azar y, gracias a un convenio de asistencia técnica con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), se hace el análisis en el laboratorio para determinar si cumplen con los parámetros establecidos por la Secretaría.

¿Qué le ponen a las naftas para diluirlas?
El estacionero consigue diluyentes aromáticos similares a la composición de la nafta, pero bastante más económicos y los mezcla dentro de los tanques. Entre estos productos están: el benceno (utilizado para elevar el octanaje del combustible pero con componentes cancerígenos), el tolueno y la gasolina (cuando estaba libre de impuestos y era rentable).

Respecto del agua, ésta no sirve para estirar la nafta porque no es un diluyente, sino un agente contaminante para el motor. El problema es que algunos tanques de las estaciones de servicio pueden tener filtraciones por las que penetra el agua subterránea y se mezcla con el combustible. Pero este inconveniente tampoco es común, porque la misma Subsecretaría tiene un área que se encarga de revisar el estado de los tanques.

¿Qué efectos produce la nafta adulterada en el auto?
Alejandro Mantecón, técnico químico del área de control de calidad de una empresa de lubricantes para autos, explicó que “el problema más perceptible es el del famoso pistoneo, que hace “toser” al motor por la mala combustión. También puede ocurrir que el dueño quiera apagar el auto y se vuelva a encender solo, porque los residuos carbonosos quedaron incandescentes en la cámara de combustión. En las adulteraciones más groseras, se nota además en el hollín que sale del caño de escape porque el combustible no quema bien”

Mantecón agregó que “no cualquiera puede darse cuenta de la adulteración a partir de la reacción del motor, porque a veces es imperceptible” y que los síntomas son más fáciles de descubrir en los autos modernos “porque están regulados con mayor precisión, sobre todo los de motor de inyección directa”, mientras que “los autos viejos tienen ruidos y vicios propios del uso que pueden confundirse con los provocados por la adulteración del combustible”.

¿Por qué las estaciones blancas venden el combustible más barato?
Porque al no depender de la empresa petrolera pueden buscar mejores oportunidades de precio con los proveedores y además quedarse con parte de la rentabilidad que le descuenta la petrolera por usar su marca.

La baja en el precio no significa necesariamente que la nafta sea adulterada, salvo cuando la oferta es tan notoria que se vuelve sospechosa. El otro problema que atenta contra la confianza hacia las estaciones blancas es que, al no tener todas ellas un proveedor fijo, puede variar con frecuencia la calidad del producto que ofrecen.

¿Dónde puedo denunciar los casos de adulteración?
Si bien la Secretaría de Energía se encarga de los controles, la denuncia de particulares debe hacerse en la Secretaría de Defensa del Consumidor. Comuníquese al 0-800-666-1518.

Si el combustible adulterado causó un daño serio en el motor del vehículo, “cabe la posibilidad de iniciar acciones legales por daños y perjuicios, dentro de los cuales puede reclamarse el daño emergente (por el daño producido a la cosa) y el lucro cesante, (por el tiempo que el damnificado estuvo sin poder usar el vehículo para trabajar o trasladarse)”, expresó el abogado especialista en derecho civil, Esteban Otero.

Otero sostuvo que, en las estaciones de marca, “la demanda no es sólo contra el estacionero, sino también contra la petrolera que le dio su nombre, porque el automovilista confió en esa estación de servicio por el respaldo de la marca afamada que había detrás”.

Por último, de probarse la intención del estacionero de perjudicar a los clientes, puede iniciarse una demanda por estafa, prevista en el artículo 172 del Código Penal para el que defraudare a otro a “valiéndose de un ardid o engaño”


Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Nafta adulterada

El incesante aumento en los precios de los combustibles puede tentar a algunos dueños de estaciones de servicio a competir con métodos desleales por una porción del mercado golpeado por la crisis. Si me cargan combustible adulterado, ¿dónde puedo protestar?

Nafta adulterada

Aquellas estaciones de servicio que promocionan con rutilantes carteles sus ofertas en combustibles, pueden oler a algo más que a nafta. Los que se animan al desafío, tal vez salgan contando los centavos ahorrados en la carga, o puede que a los pocos metros sientan corcovear a su auto como si montaran un toro salvaje.

Los automovilistas tienen una percepción de mayor desconfianza sobre la calidad de los combustibles en las estaciones blancas - sin marca - que en las de firmas conocidas. Se cree que los menores controles y la independencia de las grandes petroleras las convierte en blancos fáciles para la adulteración.

Sin embargo, los controles de calidad realizados desde la Secretaría de Energía muestran que ciertas estaciones de marca reconocida, son expertas en el arte de “estirar” las naftas. Como también que muchas estaciones blancas cumplen con los valores de calidad exigidos.

Las estaciones de servicio pueden tener diferentes modalidades contractuales. En nuestro país 9 de cada 10 estaciones son operadas por sus propios dueños. Otra forma es que la empresa petrolera sea dueña y la administre en forma directa. Un tercer modelo es la administración a través de franquicias, entregadas por la firma a un tercero que la opera. La cuarta modalidad es la del dueño que le cede la estación a la petrolera para que la maneje.

Todas ellas pasan por el ojo supervisor de la Secretaría de Energía, a través de su área específica, que es la Subsecretaría de Combustibles. Desde este organismo realizan inspecciones periódicas. Se toman muestras de nafta súper, común y gasoil de estaciones elegidas al azar y, gracias a un convenio de asistencia técnica con el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), se hace el análisis en el laboratorio para determinar si cumplen con los parámetros establecidos por la Secretaría.

¿Qué le ponen a las naftas para diluirlas?
El estacionero consigue diluyentes aromáticos similares a la composición de la nafta, pero bastante más económicos y los mezcla dentro de los tanques. Entre estos productos están: el benceno (utilizado para elevar el octanaje del combustible pero con componentes cancerígenos), el tolueno y la gasolina (cuando estaba libre de impuestos y era rentable).

Respecto del agua, ésta no sirve para estirar la nafta porque no es un diluyente, sino un agente contaminante para el motor. El problema es que algunos tanques de las estaciones de servicio pueden tener filtraciones por las que penetra el agua subterránea y se mezcla con el combustible. Pero este inconveniente tampoco es común, porque la misma Subsecretaría tiene un área que se encarga de revisar el estado de los tanques.

¿Qué efectos produce la nafta adulterada en el auto?
Alejandro Mantecón, técnico químico del área de control de calidad de una empresa de lubricantes para autos, explicó que “el problema más perceptible es el del famoso pistoneo, que hace “toser” al motor por la mala combustión. También puede ocurrir que el dueño quiera apagar el auto y se vuelva a encender solo, porque los residuos carbonosos quedaron incandescentes en la cámara de combustión. En las adulteraciones más groseras, se nota además en el hollín que sale del caño de escape porque el combustible no quema bien”

Mantecón agregó que “no cualquiera puede darse cuenta de la adulteración a partir de la reacción del motor, porque a veces es imperceptible” y que los síntomas son más fáciles de descubrir en los autos modernos “porque están regulados con mayor precisión, sobre todo los de motor de inyección directa”, mientras que “los autos viejos tienen ruidos y vicios propios del uso que pueden confundirse con los provocados por la adulteración del combustible”.

¿Por qué las estaciones blancas venden el combustible más barato?
Porque al no depender de la empresa petrolera pueden buscar mejores oportunidades de precio con los proveedores y además quedarse con parte de la rentabilidad que le descuenta la petrolera por usar su marca.

La baja en el precio no significa necesariamente que la nafta sea adulterada, salvo cuando la oferta es tan notoria que se vuelve sospechosa. El otro problema que atenta contra la confianza hacia las estaciones blancas es que, al no tener todas ellas un proveedor fijo, puede variar con frecuencia la calidad del producto que ofrecen.

¿Dónde puedo denunciar los casos de adulteración?
Si bien la Secretaría de Energía se encarga de los controles, la denuncia de particulares debe hacerse en la Secretaría de Defensa del Consumidor. Comuníquese al 0-800-666-1518.

Si el combustible adulterado causó un daño serio en el motor del vehículo, “cabe la posibilidad de iniciar acciones legales por daños y perjuicios, dentro de los cuales puede reclamarse el daño emergente (por el daño producido a la cosa) y el lucro cesante, (por el tiempo que el damnificado estuvo sin poder usar el vehículo para trabajar o trasladarse)”, expresó el abogado especialista en derecho civil, Esteban Otero.

Otero sostuvo que, en las estaciones de marca, “la demanda no es sólo contra el estacionero, sino también contra la petrolera que le dio su nombre, porque el automovilista confió en esa estación de servicio por el respaldo de la marca afamada que había detrás”.

Por último, de probarse la intención del estacionero de perjudicar a los clientes, puede iniciarse una demanda por estafa, prevista en el artículo 172 del Código Penal para el que defraudare a otro a “valiéndose de un ardid o engaño”


Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.