Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Sábado 23 de Octubre de 2021

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014

Me cayó el inspector

Frente a la cantidad de inspectores truchos que pululan por los comercios porteños (las cifras oficiales hablan de 6 de cada 10) le contamos cuáles son las precauciones que debe tomar para no le hagan el cuento. Y de qué forma defenderse si el inspector es verdadero, pero se aprovecha de la credencial para extorsionarlo.

¿Cómo distingo a los inspectores reales de los ´truchos´? Los inspectores de la Dirección General de Verificaciones y Habilitaciones de la ciudad (DGVH) tienen a su cargo el control de la seguridad, la higiene y el funcionamiento de los establecimientos comerciales porteños. Para poder diferenciar a los agentes verdaderos de los que no lo son, los primeros poseen una credencial de color naranja de identificación, en la que figuran sus datos personales, el número de legajo, y en la parte del dorso la firma original del interventor de la institución, el Dr. Martín Schmukler. Esta credencial solo tendrá validez si el inspector la muestra junto con su D.N.I. Otro recurso a tener en cuenta para verificar la validez del procedimiento, es pedirle al agente el acta de inspección donde figura la lista de locales a ser visitados. Si el suyo no figura en la misma puede negarse a recibir dicha inspección. ¿Cómo compruebo que no es una credencial falsa? En el reverso de la tarjeta, aparece el número de teléfono de la DGVH. El inspeccionado puede solicitar la credencial del agente y llamar al 0800-999-2727, o al 0-800-333-3484 que dispone la DGVH para certificar la autenticidad del mismo. Si llegara a negarse a mostrarla, ese inspector es ´trucho´. Si el inspector es verdadero pero me trata mal, ¿puedo denunciarlo? Sí. Los números telefónicos antes mencionados sirven para realizar una queja en caso de recibir malos tratos o algún tipo de extorsión. La denuncia puede presentarse también personalmente en la DGVH ubicada en Lavalle 1429 planta baja, en cualquier Centro de Gestión y Participación y también ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, ya que atiende denuncias sobre actos, hechos y omisiones ilícitos que emanan del Gobierno porteño. Alejandro Nató, Defensor del Pueblo Adjunto, señaló que ´no es la primera vez que nos llegan denuncias contra inspectores que no cumplen con su tarea y labran actas sobre cosas que no están de acuerdo a su derecho. Esto afecta al ciudadano, pues conforma un abuso de autoridad´. ¿Y si no estoy de acuerdo con la infracción que me labró? El ciudadano puede negarse a suscribir el acta de infracción en caso de disconformidad con la misma o si considera que el inspector cometió algún exceso. Cuando realice la denuncia, tendrá la oportunidad de cuestionar dicha acta. ¿Complico mi situación por no firmar el acta? No. El ciudadano tiene el derecho de no firmarla o bien de hacerlo, aclarando al lado que firma bajo disconformidad. A los efectos jurídicos no cambia nada, pues de todos modos, tendrá que hacer su descargo en los ámbitos pertinentes. ´La gente desconoce la norma y tiene derecho a desconocerla, porque las leyes de la ciudad son muy nuevas. Pero esto hace que, muchas veces crea que una infracción es injusta, cuando no lo es y que está en su derecho de rechazarla´, señaló el Defensor del Pueblo Adjunto. ¿Qué pasa si recibo un inspector trucho pero el formulario es legal? No pasa nada. Si alguien se presenta como inspector y no lo es, no podrá cursar el acta a través de los ámbitos formales que tiene el Gobierno de la Ciudad. ´Muchos inspectores truchos llevan un acta para presionar al comerciante y así materializar la extorsión - sostuvo el doctor Nató -. El problema es que, muchas veces esto se verifica una vez consumado el acto de corrupción. Y aquí, entraríamos una zona gris, porque si hay cohecho, quiere decir que los dos delinquieron´, agregó el funcionario. ¿Los inspectores recorren siempre la misma zona? No. En la DGVH se elabora para el inspector una hoja de ruta distinta a la de días anteriores, con una lista de locales que no fueron visitados por ese agente en un corto plazo, para evitar que este se familiarice con los establecimientos comerciales que visita y no cree una zona de influencia. Cuando el inspector llega cada mañana a su trabajo, se le entrega la hoja de ruta y su credencial, la cual deberá devolver al terminar la jornada Cuando un ciudadano llama a la DGVH, lo que hace es confirmar que el itinerario del inspector coincide con la hoja de ruta asignada. Si llegara a desviarse de ese trayecto, esta persona será sancionada con un sumario administrativo. ¿Cuántos inspectores porteños hay? Son 330 los inspectores habilitados para un total de más de 450 mil comercios en un radio de 25 mil manzanas. Se realizan aproximadamente 300 inspecciones diarias. Con estos datos podemos deducir que el número de inspectores es insuficiente para poder realizar las visitas de rigor a los locales, al menos una vez al año. ´Esto, sin tener en cuenta la actividad en negro que en la ciudad de Buenos Aires es enorme´ sostuvo el doctor Nató.

Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Me cayó el inspector

Frente a la cantidad de inspectores truchos que pululan por los comercios porteños (las cifras oficiales hablan de 6 de cada 10) le contamos cuáles son las precauciones que debe tomar para no le hagan el cuento. Y de qué forma defenderse si el inspector es verdadero, pero se aprovecha de la credencial para extorsionarlo.

Me cayó el inspector
¿Cómo distingo a los inspectores reales de los ´truchos´? Los inspectores de la Dirección General de Verificaciones y Habilitaciones de la ciudad (DGVH) tienen a su cargo el control de la seguridad, la higiene y el funcionamiento de los establecimientos comerciales porteños. Para poder diferenciar a los agentes verdaderos de los que no lo son, los primeros poseen una credencial de color naranja de identificación, en la que figuran sus datos personales, el número de legajo, y en la parte del dorso la firma original del interventor de la institución, el Dr. Martín Schmukler. Esta credencial solo tendrá validez si el inspector la muestra junto con su D.N.I. Otro recurso a tener en cuenta para verificar la validez del procedimiento, es pedirle al agente el acta de inspección donde figura la lista de locales a ser visitados. Si el suyo no figura en la misma puede negarse a recibir dicha inspección. ¿Cómo compruebo que no es una credencial falsa? En el reverso de la tarjeta, aparece el número de teléfono de la DGVH. El inspeccionado puede solicitar la credencial del agente y llamar al 0800-999-2727, o al 0-800-333-3484 que dispone la DGVH para certificar la autenticidad del mismo. Si llegara a negarse a mostrarla, ese inspector es ´trucho´. Si el inspector es verdadero pero me trata mal, ¿puedo denunciarlo? Sí. Los números telefónicos antes mencionados sirven para realizar una queja en caso de recibir malos tratos o algún tipo de extorsión. La denuncia puede presentarse también personalmente en la DGVH ubicada en Lavalle 1429 planta baja, en cualquier Centro de Gestión y Participación y también ante la Defensoría del Pueblo de la Ciudad de Buenos Aires, ya que atiende denuncias sobre actos, hechos y omisiones ilícitos que emanan del Gobierno porteño. Alejandro Nató, Defensor del Pueblo Adjunto, señaló que ´no es la primera vez que nos llegan denuncias contra inspectores que no cumplen con su tarea y labran actas sobre cosas que no están de acuerdo a su derecho. Esto afecta al ciudadano, pues conforma un abuso de autoridad´. ¿Y si no estoy de acuerdo con la infracción que me labró? El ciudadano puede negarse a suscribir el acta de infracción en caso de disconformidad con la misma o si considera que el inspector cometió algún exceso. Cuando realice la denuncia, tendrá la oportunidad de cuestionar dicha acta. ¿Complico mi situación por no firmar el acta? No. El ciudadano tiene el derecho de no firmarla o bien de hacerlo, aclarando al lado que firma bajo disconformidad. A los efectos jurídicos no cambia nada, pues de todos modos, tendrá que hacer su descargo en los ámbitos pertinentes. ´La gente desconoce la norma y tiene derecho a desconocerla, porque las leyes de la ciudad son muy nuevas. Pero esto hace que, muchas veces crea que una infracción es injusta, cuando no lo es y que está en su derecho de rechazarla´, señaló el Defensor del Pueblo Adjunto. ¿Qué pasa si recibo un inspector trucho pero el formulario es legal? No pasa nada. Si alguien se presenta como inspector y no lo es, no podrá cursar el acta a través de los ámbitos formales que tiene el Gobierno de la Ciudad. ´Muchos inspectores truchos llevan un acta para presionar al comerciante y así materializar la extorsión - sostuvo el doctor Nató -. El problema es que, muchas veces esto se verifica una vez consumado el acto de corrupción. Y aquí, entraríamos una zona gris, porque si hay cohecho, quiere decir que los dos delinquieron´, agregó el funcionario. ¿Los inspectores recorren siempre la misma zona? No. En la DGVH se elabora para el inspector una hoja de ruta distinta a la de días anteriores, con una lista de locales que no fueron visitados por ese agente en un corto plazo, para evitar que este se familiarice con los establecimientos comerciales que visita y no cree una zona de influencia. Cuando el inspector llega cada mañana a su trabajo, se le entrega la hoja de ruta y su credencial, la cual deberá devolver al terminar la jornada Cuando un ciudadano llama a la DGVH, lo que hace es confirmar que el itinerario del inspector coincide con la hoja de ruta asignada. Si llegara a desviarse de ese trayecto, esta persona será sancionada con un sumario administrativo. ¿Cuántos inspectores porteños hay? Son 330 los inspectores habilitados para un total de más de 450 mil comercios en un radio de 25 mil manzanas. Se realizan aproximadamente 300 inspecciones diarias. Con estos datos podemos deducir que el número de inspectores es insuficiente para poder realizar las visitas de rigor a los locales, al menos una vez al año. ´Esto, sin tener en cuenta la actividad en negro que en la ciudad de Buenos Aires es enorme´ sostuvo el doctor Nató.

Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.