Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Viernes 28 de Enero de 2022

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014

Las tasas de las tarjetas por las nubes

Algunos usuarios de tarjetas de crédito pagan un recargo de hasta un 98% de interés anual por el saldo impago. Por ley los bancos no pueden cobrar intereses mayores al 25% de las tasas que ellos mismos fijan para los préstamos personales. Si se exceden, ¿cómo puedo denunciarlos?

Los usuarios de tarjetas de crédito están molestos con las altas tasas que cobran los bancos a quienes optan por pagar más adelante los saldos de sus consumos. Según el informe de la Secretaría de Defensa del Consumidor, los emisores de tarjetas financian en pesos a un promedio del 70% anual, aunque advierte que algunas entidades cobran tasas de hasta un 98%. A raíz de los aumentos desmesurados en los intereses de los plásticos, el Gobierno afirmó la semana pasada que va a acentuar los controles sobre los bancos para evitar abusos en las tasas que pagan los usuarios. Justificaron las subas desmedidas por la ausencia del crédito registrada durante 2002. Sin embargo, en Defensa del Consumidor explicaron que “no era necesario entregar créditos el año pasado para determinar la tasa a cobrar, porque los bancos podían tomar como modelo la tasa promedio de los préstamos de su cartera de clientes”. El informe reveló que el promedio de las tasas máximas aplicadas por los bancos se ubicó en el 70% en enero de este año. Pero los bancos más importantes excedieron esos valores: GE Compañía Financiera S.A. (Bs. As.) encabeza el ranking con el 98%; Banco Itaú, con un 89%; HSBC, Río, Galicia y BNL, con 85%; Citibank, 84%; y Banco Francés, 72.8% (bajó diez puntos respecto de la tasa de diciembre). Por otro lado, las tasas cobradas por las 36 entidades no financieras que presentaron los datos de los cargos aplicados en enero de este año, se ubicaron en un promedio del 60% anual; algunas por debajo de esa cifra y otras con tasas de hasta un 80%. ¿Cómo sé cuánto debo pagar de interés por mi tarjeta? La Ley 25.065, sancionada en enero de 1999, es la encargada de regular los aspectos vinculados con las tarjetas de crédito, compra y débito. En su artículo 16, establece que el emisor de tarjetas del sistema financiero no podrá cobrar más del 25% de la tasa que aplique a las operaciones de préstamos personales otorgadas a sus clientes. Por su parte, la ley fija el tope para las tarjetas no bancarias, cuyos intereses no podrán superar el 25% de la tasa promedio que aplican los bancos a los préstamos personales, según una tabla que publica todos los meses el Banco Central (BC). La tasa promedio fijada por el Central para estos créditos en diciembre último fue del 40%, con lo cual el máximo permitido para cobrar a los usuarios de tarjetas por las entidades bancarias es del 50%. “El control sobre las tasas es sencillo de realizar”, expresó Pablo Czornenki presidente de la asociación de usuarios de tarjetas de crédito, quien planteó la necesidad de que “el BC envíe a sus inspectores a verificar cómo los bancos están liquidando, para evitar abusos en el cobro de los intereses”. Recomendó a los usuarios de plásticos que “no se endeuden con las tarjetas, salvo en casos de extrema necesidad, como puede ser la compra de medicamentos. Pero si quieren comprar objetos suntuarios –añadió Czornenki - que lo hagan en un solo pago, porque el financiamiento es carísimo”. ¿Dónde puedo denunciar los abusos en los intereses de las tarjetas? Si bien la autoridad de control y aplicación de las sanciones a los emisores de tarjetas es el BC, los reclamos pueden cursarse a través de la Dirección de Defensa del Consumidor. ´Abogado Cabe destacar que el reclamo administrativo puede ser útil para impulsar los controles sobre los bancos. Pero “el único que puede decir si una tasa es procedente o no, más allá de lo que pueda argumentar el banco, es un juez”, afirmó el abogado civilista Marcelo Moggia. Nuestro Código Civil faculta a los magistrados para modificar la tasa de interés cuando consideren que es usuraria y contraria a derecho. ¿Y si quiero el reintegro de los intereses cobrados de más? La mejor vía aquí es también la judicial, ya que en la instancia administrativa el usuario que haga la denuncia obtendrá a lo sumo una rebaja en la tasa, pero no la devolución retroactiva por la diferencia de los intereses cobrados de más. Moggia afirmó que “la tasa que están fijando los jueces en este momento para las tarjetas es del 5% mensual”. El especialista recomendó en principio impugnar la liquidación por un medio fehaciente, que puede ser tanto carta simple, con copia firmada por personal del banco, como carta documento. Debe recordar que dispone por ley de 30 días para denunciar a la empresa por los cobros abusivos. Como paso siguiente Moggia aconsejó iniciar una presentación doble: a) por una reducción de la tasa de interés b) por el reintegro de los importes injustamente.

Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

Las tasas de las tarjetas por las nubes

Algunos usuarios de tarjetas de crédito pagan un recargo de hasta un 98% de interés anual por el saldo impago. Por ley los bancos no pueden cobrar intereses mayores al 25% de las tasas que ellos mismos fijan para los préstamos personales. Si se exceden, ¿cómo puedo denunciarlos?

<celeste>Las tasas de las tarjetas <azul>por las nubes
Los usuarios de tarjetas de crédito están molestos con las altas tasas que cobran los bancos a quienes optan por pagar más adelante los saldos de sus consumos. Según el informe de la Secretaría de Defensa del Consumidor, los emisores de tarjetas financian en pesos a un promedio del 70% anual, aunque advierte que algunas entidades cobran tasas de hasta un 98%. A raíz de los aumentos desmesurados en los intereses de los plásticos, el Gobierno afirmó la semana pasada que va a acentuar los controles sobre los bancos para evitar abusos en las tasas que pagan los usuarios. Justificaron las subas desmedidas por la ausencia del crédito registrada durante 2002. Sin embargo, en Defensa del Consumidor explicaron que “no era necesario entregar créditos el año pasado para determinar la tasa a cobrar, porque los bancos podían tomar como modelo la tasa promedio de los préstamos de su cartera de clientes”. El informe reveló que el promedio de las tasas máximas aplicadas por los bancos se ubicó en el 70% en enero de este año. Pero los bancos más importantes excedieron esos valores: GE Compañía Financiera S.A. (Bs. As.) encabeza el ranking con el 98%; Banco Itaú, con un 89%; HSBC, Río, Galicia y BNL, con 85%; Citibank, 84%; y Banco Francés, 72.8% (bajó diez puntos respecto de la tasa de diciembre). Por otro lado, las tasas cobradas por las 36 entidades no financieras que presentaron los datos de los cargos aplicados en enero de este año, se ubicaron en un promedio del 60% anual; algunas por debajo de esa cifra y otras con tasas de hasta un 80%. ¿Cómo sé cuánto debo pagar de interés por mi tarjeta? La Ley 25.065, sancionada en enero de 1999, es la encargada de regular los aspectos vinculados con las tarjetas de crédito, compra y débito. En su artículo 16, establece que el emisor de tarjetas del sistema financiero no podrá cobrar más del 25% de la tasa que aplique a las operaciones de préstamos personales otorgadas a sus clientes. Por su parte, la ley fija el tope para las tarjetas no bancarias, cuyos intereses no podrán superar el 25% de la tasa promedio que aplican los bancos a los préstamos personales, según una tabla que publica todos los meses el Banco Central (BC). La tasa promedio fijada por el Central para estos créditos en diciembre último fue del 40%, con lo cual el máximo permitido para cobrar a los usuarios de tarjetas por las entidades bancarias es del 50%. “El control sobre las tasas es sencillo de realizar”, expresó Pablo Czornenki presidente de la asociación de usuarios de tarjetas de crédito, quien planteó la necesidad de que “el BC envíe a sus inspectores a verificar cómo los bancos están liquidando, para evitar abusos en el cobro de los intereses”. Recomendó a los usuarios de plásticos que “no se endeuden con las tarjetas, salvo en casos de extrema necesidad, como puede ser la compra de medicamentos. Pero si quieren comprar objetos suntuarios –añadió Czornenki - que lo hagan en un solo pago, porque el financiamiento es carísimo”. ¿Dónde puedo denunciar los abusos en los intereses de las tarjetas? Si bien la autoridad de control y aplicación de las sanciones a los emisores de tarjetas es el BC, los reclamos pueden cursarse a través de la Dirección de Defensa del Consumidor. ´Abogado Cabe destacar que el reclamo administrativo puede ser útil para impulsar los controles sobre los bancos. Pero “el único que puede decir si una tasa es procedente o no, más allá de lo que pueda argumentar el banco, es un juez”, afirmó el abogado civilista Marcelo Moggia. Nuestro Código Civil faculta a los magistrados para modificar la tasa de interés cuando consideren que es usuraria y contraria a derecho. ¿Y si quiero el reintegro de los intereses cobrados de más? La mejor vía aquí es también la judicial, ya que en la instancia administrativa el usuario que haga la denuncia obtendrá a lo sumo una rebaja en la tasa, pero no la devolución retroactiva por la diferencia de los intereses cobrados de más. Moggia afirmó que “la tasa que están fijando los jueces en este momento para las tarjetas es del 5% mensual”. El especialista recomendó en principio impugnar la liquidación por un medio fehaciente, que puede ser tanto carta simple, con copia firmada por personal del banco, como carta documento. Debe recordar que dispone por ley de 30 días para denunciar a la empresa por los cobros abusivos. Como paso siguiente Moggia aconsejó iniciar una presentación doble: a) por una reducción de la tasa de interés b) por el reintegro de los importes injustamente.

Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.