Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Jueves 27 de Enero de 2022

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014

¿Tengo que aceptar el aumento?

Por todo lo anteriormente expresado, al igual que don Lalo, los contratantes de este tipo de servicios se sienten bastante desamparados cuando tienen que reclamar por incumplimientos, abusos o cambios unilaterales de las condiciones del contrato de estas empresas. Por eso, aquí brindamos algunas recomendaciones.

¿Tengo que aceptar el aumento? No. Tanto la ley 25561 como el decreto 214, pesifican los contratos en dólares ajenos al sistema financiero y con fecha anterior a enero al valor de 1 a 1 respecto del dólar. ¿Y si en el contrato firmé la aceptación de aumentos? Habrá que ver si estos son justificados o abusivos. De todos modos, la Ley 24240, de Defensa del Consumidor, señala en su artículo 37 que, ?la interpretación del contrato se hará en el sentido más favorable para el consumidor?. ¿Qué puedo hacer, entonces? - El doctor Luis Otero, plantea una alternativa posible para cumplir con el abono de la cuota pero sin aceptar el aumento, y es averiguar el número de cuenta que la empresa tiene en el banco y depositar el importe en ella en pesos al valor 1 a 1. Enviar una fotocopia del comprobante de depósito a la empresa expresando en forma escrita que fue hecho de acuerdo con las disposiciones vigentes que establecen la pesificación de estos contratos. - En Defensa del Consumidor recomiendan atenerse a la instancia de negociación prevista por la ley 25561, a fin de acordar un mantenimiento del precio o una suba acorde con la situación económica del usuario. Las pérdidas que ocasionó la salida de la convertibilidad fueron tan perjudiciales para uno como para el otro. - La ley de emergencia económica propone 180 días para que las partes negocien los nuevos términos del contrato. Ese plazo vence a fines de julio, por lo cual se está a tiempo de acordar una quita en el aumento. - También el artículo 8 del decreto 214 prevé la posibilidad de recurrir a la justicia cuando el producto o servicio prestado adquiera un valor desproporcionado para cualquiera de las partes. - Otra opción en caso de rehusarse la empresa a aceptar el pago es consignar el dinero judicialmente. Es importante no quedar en mora porque esta circunstancia habilita a la prestadora del servicio a accionar contra el moroso.
¿Pueden aplicarme el CER a la cuota? Como se trata de gastos de expensas no cabría la posibilidad de aplicarle a éstas el índice CER, ya que el mismo rige para deudas y los gastos de expensas no entrarían en principio dentro de esa categoría. De llegar a aplicarse de todos modos, su vigencia corre recién a partir del mes de agosto, por lo que este aumento podría cobrarse con efecto retroactivo a partir de esa fecha. Además, el índice acumulado es del 33.5% al día de hoy y no del 40%, como le están cobrando a este hombre.

Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

¿Tengo que aceptar el aumento?

Por todo lo anteriormente expresado, al igual que don Lalo, los contratantes de este tipo de servicios se sienten bastante desamparados cuando tienen que reclamar por incumplimientos, abusos o cambios unilaterales de las condiciones del contrato de estas empresas. Por eso, aquí brindamos algunas recomendaciones.

¿Tengo que aceptar <celeste>el aumento?
¿Tengo que aceptar el aumento? No. Tanto la ley 25561 como el decreto 214, pesifican los contratos en dólares ajenos al sistema financiero y con fecha anterior a enero al valor de 1 a 1 respecto del dólar. ¿Y si en el contrato firmé la aceptación de aumentos? Habrá que ver si estos son justificados o abusivos. De todos modos, la Ley 24240, de Defensa del Consumidor, señala en su artículo 37 que, ?la interpretación del contrato se hará en el sentido más favorable para el consumidor?. ¿Qué puedo hacer, entonces? - El doctor Luis Otero, plantea una alternativa posible para cumplir con el abono de la cuota pero sin aceptar el aumento, y es averiguar el número de cuenta que la empresa tiene en el banco y depositar el importe en ella en pesos al valor 1 a 1. Enviar una fotocopia del comprobante de depósito a la empresa expresando en forma escrita que fue hecho de acuerdo con las disposiciones vigentes que establecen la pesificación de estos contratos. - En Defensa del Consumidor recomiendan atenerse a la instancia de negociación prevista por la ley 25561, a fin de acordar un mantenimiento del precio o una suba acorde con la situación económica del usuario. Las pérdidas que ocasionó la salida de la convertibilidad fueron tan perjudiciales para uno como para el otro. - La ley de emergencia económica propone 180 días para que las partes negocien los nuevos términos del contrato. Ese plazo vence a fines de julio, por lo cual se está a tiempo de acordar una quita en el aumento. - También el artículo 8 del decreto 214 prevé la posibilidad de recurrir a la justicia cuando el producto o servicio prestado adquiera un valor desproporcionado para cualquiera de las partes. - Otra opción en caso de rehusarse la empresa a aceptar el pago es consignar el dinero judicialmente. Es importante no quedar en mora porque esta circunstancia habilita a la prestadora del servicio a accionar contra el moroso.
¿Pueden aplicarme el CER a la cuota? Como se trata de gastos de expensas no cabría la posibilidad de aplicarle a éstas el índice CER, ya que el mismo rige para deudas y los gastos de expensas no entrarían en principio dentro de esa categoría. De llegar a aplicarse de todos modos, su vigencia corre recién a partir del mes de agosto, por lo que este aumento podría cobrarse con efecto retroactivo a partir de esa fecha. Además, el índice acumulado es del 33.5% al día de hoy y no del 40%, como le están cobrando a este hombre.

Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.