Ingrese Texto

Defiendase.com

Sitio de la República Argentina
Viernes 28 de Enero de 2022

PODEMOS AYUDARTE

TU ABOGADO EN LINEA

LUNES 1 DE DICIEMBRE DE 2014

¿Por qué voy a pagar de más el agua?

Desde 1.995, miles de usuarios vienen pagando hasta el doble de la tarifa del servicio de agua. Si bien el contrato de concesión obliga a la compañía adjudicataria a instalarles a los usuarios no residentes aparatos medidores de consumo, Aguas Argentinas nunca lo cumplió. Un decreto, el 66/95 del ente regulador del agua, liberó a la compañía de esta obligación, poco antes del vencimiento del plazo previsto en el reglamento, con el consecuente perjuicio a los usuarios que, por desconocimiento, no tuvieron otra alternativa que la aceptación del pago de la cuota al doble de su valor.

¿Por qué Aguas Argentinas cobra de más? Los usuarios no residenciales, categoría para todos los inmuebles que no sean viviendas familiares, esto es: comercios, hospitales, clubes, escuelas, entre otros, están pagando el doble de la cuota por el servicio de agua que reciben. La empresa concesionaria no les instaló los medidores obligatorios, sometiéndolos al pago de una cuota fija poco conveniente a sus bolsillos. Según el artículo 45 del reglamento de concesión 999 de 1.993, el servicio medido es obligatorio para todos los usuarios no residenciales. El mismo decreto da a la empresa una prórroga de dos años para la colocación total de los aparatos. Si vencido el plazo no se completó la colocación y no pudiese medirse el consumo, la concesionaria deberá cobrar el 50% del cargo fijo. ¿Qué se entiende por régimen medido y de cuota fija? La cuota fija se determina a partir de la superficie cubierta del inmueble, la superficie total del terreno, antigüedad del edificio, y el barrio donde está ubicado. El consumo por medidor, en tanto, se calcula por un ´cargo fijo´, que es la mitad de la cuota fija, más los metros cúbicos consumidos. Esta tarifa beneficia a los locales con gran superficie y escaso consumo de agua, como por ejemplo los garajes. La trama de la historia En 1.995, días antes del vencimiento del plazo, una resolución del Ente Tripartito de Obras y Servicios Sanitarios (ETOSS), la 66/95, modificó el marco regulatorio, liberando a la empresa de la obligatoriedad de colocar los medidores. Este giro en la letra del contrato comprometía a la compañía sólo a notificar a los usuarios para elegir por el régimen medido o de cuota fija. De no contestar, Aguas Argentinas da por sentado que el usuario acepta el segundo sistema. En junio de este año, una asociación civil de consumidores y usuarios, denunció el hecho ante la justicia al considerar al decreto 66, ´violatorio de la ley, ya que el ETOSS no tiene facultades para modificar el reglamento original´, sostuvo Germán Voss, abogado de la entidad. Agregó Voss que Aguas Argentinas tampoco pudo justificar los envíos de notificación a sus clientes, a pesar de asegurar que les llegaron a todos. ´Según la carta enviada a unos pocos, había un cuestionario en donde el usuario debía responder la cantidad de entradas de agua de la propiedad y su medida en pulgadas, so pena de ser penalmente sancionado por conexión clandestina. Con semejante riesgo, era evidente que nadie iba a pedir el medidor´, afirmó. El pedido de suspensión del decreto 66, fue tenido en cuenta por la Jueza Rodríguez Vidal del Juzgado Federal 3 en lo contencioso administrativo porteño, quien ordenó a Aguas Argentinas a acatar las condiciones originales del contrato. La sanción para la empresa El ETOSS reaccionó tarde con una sanción de 519.000 pesos y la exigencia a la empresa a devolver el dinero cobrado desde 1995 hasta la fecha por la mala facturación. Se calcula que debido al cobro del 100% del cargo fijo a usuarios no residentes, la concesionaria embolsó 180 millones. Esa cifra asciende a 240 millones al sumarse los intereses. Aguas Argentinas apeló la medida y tanto la multa como los reintegros a los perjudicados, siguen sin aplicarse. ¿Cómo puedo exigir la rebaja de la tarifa? El usuario no residencial cuyo inmueble no tenga instalado un medidor, debe reclamar en Aguas Argentinas el descuento, equivalente al 50% del cargo fijo. De no obtener respuesta, puede presentarse en el ETOSS y plantear la queja. Si tampoco lo escuchan, puede recurrir a la Defensoría del Pueblo. Una cuarta opción, es la consulta a un abogado, para iniciar acciones judiciales contra la compañía prestadora del servicio.

Este artículo fue publicado con anterioridad a Diciembre de 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.

¿Por qué voy a pagar de más el agua?

Desde 1.995, miles de usuarios vienen pagando hasta el doble de la tarifa del servicio de agua. Si bien el contrato de concesión obliga a la compañía adjudicataria a instalarles a los usuarios no residentes aparatos medidores de consumo, Aguas Argentinas nunca lo cumplió. Un decreto, el 66/95 del ente regulador del agua, liberó a la compañía de esta obligación, poco antes del vencimiento del plazo previsto en el reglamento, con el consecuente perjuicio a los usuarios que, por desconocimiento, no tuvieron otra alternativa que la aceptación del pago de la cuota al doble de su valor.

¿Por qué voy a pagar de más <celeste>el agua?
¿Por qué Aguas Argentinas cobra de más? Los usuarios no residenciales, categoría para todos los inmuebles que no sean viviendas familiares, esto es: comercios, hospitales, clubes, escuelas, entre otros, están pagando el doble de la cuota por el servicio de agua que reciben. La empresa concesionaria no les instaló los medidores obligatorios, sometiéndolos al pago de una cuota fija poco conveniente a sus bolsillos. Según el artículo 45 del reglamento de concesión 999 de 1.993, el servicio medido es obligatorio para todos los usuarios no residenciales. El mismo decreto da a la empresa una prórroga de dos años para la colocación total de los aparatos. Si vencido el plazo no se completó la colocación y no pudiese medirse el consumo, la concesionaria deberá cobrar el 50% del cargo fijo. ¿Qué se entiende por régimen medido y de cuota fija? La cuota fija se determina a partir de la superficie cubierta del inmueble, la superficie total del terreno, antigüedad del edificio, y el barrio donde está ubicado. El consumo por medidor, en tanto, se calcula por un ´cargo fijo´, que es la mitad de la cuota fija, más los metros cúbicos consumidos. Esta tarifa beneficia a los locales con gran superficie y escaso consumo de agua, como por ejemplo los garajes. La trama de la historia En 1.995, días antes del vencimiento del plazo, una resolución del Ente Tripartito de Obras y Servicios Sanitarios (ETOSS), la 66/95, modificó el marco regulatorio, liberando a la empresa de la obligatoriedad de colocar los medidores. Este giro en la letra del contrato comprometía a la compañía sólo a notificar a los usuarios para elegir por el régimen medido o de cuota fija. De no contestar, Aguas Argentinas da por sentado que el usuario acepta el segundo sistema. En junio de este año, una asociación civil de consumidores y usuarios, denunció el hecho ante la justicia al considerar al decreto 66, ´violatorio de la ley, ya que el ETOSS no tiene facultades para modificar el reglamento original´, sostuvo Germán Voss, abogado de la entidad. Agregó Voss que Aguas Argentinas tampoco pudo justificar los envíos de notificación a sus clientes, a pesar de asegurar que les llegaron a todos. ´Según la carta enviada a unos pocos, había un cuestionario en donde el usuario debía responder la cantidad de entradas de agua de la propiedad y su medida en pulgadas, so pena de ser penalmente sancionado por conexión clandestina. Con semejante riesgo, era evidente que nadie iba a pedir el medidor´, afirmó. El pedido de suspensión del decreto 66, fue tenido en cuenta por la Jueza Rodríguez Vidal del Juzgado Federal 3 en lo contencioso administrativo porteño, quien ordenó a Aguas Argentinas a acatar las condiciones originales del contrato. La sanción para la empresa El ETOSS reaccionó tarde con una sanción de 519.000 pesos y la exigencia a la empresa a devolver el dinero cobrado desde 1995 hasta la fecha por la mala facturación. Se calcula que debido al cobro del 100% del cargo fijo a usuarios no residentes, la concesionaria embolsó 180 millones. Esa cifra asciende a 240 millones al sumarse los intereses. Aguas Argentinas apeló la medida y tanto la multa como los reintegros a los perjudicados, siguen sin aplicarse. ¿Cómo puedo exigir la rebaja de la tarifa? El usuario no residencial cuyo inmueble no tenga instalado un medidor, debe reclamar en Aguas Argentinas el descuento, equivalente al 50% del cargo fijo. De no obtener respuesta, puede presentarse en el ETOSS y plantear la queja. Si tampoco lo escuchan, puede recurrir a la Defensoría del Pueblo. Una cuarta opción, es la consulta a un abogado, para iniciar acciones judiciales contra la compañía prestadora del servicio.

Este artículo fue publicado el día MARTES 2 DE DICIEMBRE DE 2014 y a esta fecha podría estar desactualizado. Recomendamos que sea utilizado sólo a modo de referencia y que ante cualquier duda, consulte con un profesional.