Lunes 21 de Abril de 2014
Buscar    Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter  
Principal Informarse Servicio Secciones Registrate Quiénes Somos Contacto
 
Mitad para cada uno

En el terreno colindante de donde vive Pedro están construyendo un edificio. Las columnas del mismo están embutidas en su pared. ¿Tiene derecho a reclamarles un pago por uso de la medianera? ¿Cómo debe hacerlo? ¿Qué derechos y obligaciones tienen los vecinos que comparten una pared?


El Dr. Marcelo Moggia, especialista en derecho civil, explicó que la medianería se refiere a la pared que separa dos propiedades cerradas de distinto dueño. Un muro es considerado medianero cuando ambos vecinos contribuyeron en partes iguales a su levantamiento.

Por lo general tienen un espesor de 30 centímetros, de los cuales 15 pertenecen a cada vecino. La altura del mismo estará designada por las resoluciones de la municipalidad donde esté ubicado el terreno. Si no hubiese designación determinada, la altura será de tres metros.

E
n las paredes medianeras, ambos vecinos deben hacerse cargo de su mantenimiento. Las reparaciones también deben ser compartidas salvo que el daño se haya producido por la culpa de uno de ellos.

El Código Civil establece que la medianería da derecho a cada uno de los dueños de la pared a servirse del muro medianero para todos los usos a que ella está destinada según su naturaleza, con tal de que no causen deterioros en la pared, o comprometan su solidez, y no se estorbe el ejercicio de iguales derechos para el vecino.

Las paredes que dividen patios, jardines o quintas no se consideran medianeros.

¿Qué derechos tienen los que comparten una pared?
De acuerdo con el Código Civil:

-
Cada uno de ellos puede arrimar toda clase de construcciones a la pared medianera, poner tirantes en todo su espesor, sin perjuicio del derecho que el otro vecino tiene de hacerlos retirar hasta la mitad de la pared en el caso que él también quiera poner en ella tirantes, o hacer el caño de una chimenea: puede también cada uno de los condóminos abrir armarios o nichos aun pasando el medio de la pared siempre y cuando no causen perjuicio al vecino o a la pared. Si uno de los vecinos se pasa de su mitad de pared, deberá pagarle al otro vecino por el uso de ese sector de su propiedad.

-Cada uno de los vecinos puede alzar a su costa la pared medianera sin indemnizar al vecino por el mayor peso que cargue sobre ella. Cuando la pared medianera no pueda soportar la altura que se le quiera dar, el que quiera alzarla debe reconstruirla toda ella a su costa, y tomar de su terreno el excedente del espesor. El vecino no puede reclamar ninguna indemnización por los embarazos que le cause la ejecución de los trabajos.

-El propietario que no ha contribuido a los gastos para aumentar la altura de la pared, puede siempre adquirir la medianería de la parte alzada, reembolsando la mitad de los gastos, y el valor de la mitad del terreno en el caso que se hubiese aumentado su espesor.

-Uno de los vecinos no puede hacer innovaciones en la pared medianera que impidan al otro un derecho igual y recíproco. No puede disminuir la altura ni el espesor de la pared, ni hacer abertura alguna sin consentimiento del otro vecino.

-La adquisición de la medianería tiene el efecto de poner a los vecinos en un pie de perfecta igualdad, y da al que la adquiere la facultad de pedir la supresión de obras, aberturas o luces establecidas en la pared medianera que fueren incompatibles con los derechos que confiere la medianería.

Tengo que construir mi casa y no tengo vecinos, ¿cómo debo proceder?
En ese caso, quien construya puede asentar la mitad de la pared en el terreno vecino. Si llegara a aparecer alguien que fuera a utilizar el muro ya realizado se le podrá reclamar el pago del 50% de lo que costó levantarlo.

¿Puedo renunciar a hacerme cargo de la mitad que me corresponde?
Si. Una vez que se lleve a cabo, su vecino será dueño de toda la pared. No solo del muro sino de la porción de su terreno donde fue construido. De esta forma podrá disponer libremente de ella.

¿Qué hago si un vecino utiliza una pared que construí pero no quiere pagar la mitad?
El Dr. Esteban Otero, especialista en derecho civil, recomienda iniciar un juicio de medianería. En el mismo se determinará de acuerdo con estudios realizados por un agrimensor convocado para este fin, los montos que el vecino debe pagarle a quien construyó la pared.


El Dr. Moggia aclaró, con respecto al valor de la misma, que “el precio no será el que disponga su constructor (ya que puede estar sobrevaluado) ni el que sugiera el nuevo vecino (por las razones opuestas), sino que se tomará en función del valor que tenga esa pared en el mercado de la construcción”.

¿Puedo construir pegado a la pared medianera?
Sí. La ley vigente no impide a los propietarios de una pared en común utilizar la parte que les corresponde para edificar contra la medianera o hacer perforaciones sobre la misma, con tal que no perjudiquen su solidez. Las únicas excepciones se dan en piletas de natación o pozos de agua, cuya distancia de la pared puede variar de acuerdo con los códigos de edificación de cada municipio.

En el caso de parrillas, si bien pueden arrimarse a la pared medianera, se debe aislar la construcción para evitar que la alta temperatura provoque daños en la pared vecina. En cuanto al tiraje, éste debe tener tres metros de altura mínima y salida a los cuatro vientos.

Sin embargo, y más allá de los permisos que otorga la ley, es importante destacar que los derechos de medianería deben ser ejercidos por sus propietarios de forma racional y medida, para cuidar en todo momento que los intereses de una parte no afecten los de la otra.





Recomendá esta Nota
     




 

© 2002 - All Rights Reserved
info@defiendase.com | www.defiendase.com
Powered by InversionesDigitales.com