Viernes 1 de Agosto de 2014
Buscar    Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter  
Principal Informarse Servicio Secciones Registrate Quiénes Somos Contacto
 
Luz roja a infractores en Avellaneda

Comenzó a funcionar el sistema de multas fotográficas en este distrito bonaerense. Por dos semanas las infracciones labradas serán de advertencia y no tendrán costo. Cuando se apliquen las multas, ¿dónde y cómo se puede realizar el descargo? ¿Por qué no se multará por este medio el exceso de velocidad y el mal estacionamiento?


“Maneje bien por su vida y la de todos. Conduzca como la ley manda”. Con este slogan, el municipio de Avellaneda inició hace dos meses la campaña de prevención de accidentes de tránsito y empapeló de afiches calles y avenidas.

Preparó así el terreno para el lanzamiento, esta semana, del sistema de control fotográfico de las infracciones por violación de la luz roja. De esta manera, Avellaneda inauguró en el conurbano la colocación de cámaras fotográficas, que en la Ciudad de Buenos Aires funcionan hace unos años.

Pero a diferencia de las camaritas porteñas, las instaladas en Avellaneda se encargarán por el momento de “capturar” a los automovilistas que no respeten el semáforo, en tanto que las faltas cometidas por mal estacionamiento o exceso de velocidad serán labradas como hasta ahora por inspectores y policías, a pesar de contar con los dispositivos técnicos para tomarlas por medios electrónicos.

El período de advertencia culmina el 11 de noviembre. Durante este lapso, “se enviará por correo a quienes violen la luz roja un acta con 3 fotos, que registrarán el momento previo al cruce, el instante posterior y una tercera foto con la patente del vehículo ampliada, para que no queden dudas”, señaló a Defiéndase el titular de la Dirección de Tránsito, Héctor Grinspun.

El funcionario dijo que el lugar elegido para ubicar las cámaras fijas está sobre la avenida Mitre, aunque la altura no fue suministrada. El proyecto prevé en una primera etapa la instalación de 4 puntos de captura simultáneos en cruces sensibles del municipio, para llegar hasta 12 cuando el sistema funcione a pleno.

El intendente de Avellaneda, Oscar Laborde, dijo a Defiéndase que hace dos meses salieron los afiches informativos, aunque “muchos fueron tapados por la campaña electoral”. La finalidad de esta campaña, dijo el intendente, es “bajar la cantidad de accidentes, controlar y ordenar el tránsito en cruces de calles y avenidas peligrosas”.

¿Por qué no se van a tomar multas fotográficas por exceso de velocidad?
A pesar de contar con los medios técnicos para labrar infracciones por superar la velocidad permitida (que en Avellaneda es de 40 km/h en calles y 60 km/h en avenidas), la puesta en práctica de este sistema tendrá que esperar un tiempo más.

Esto es así porque los legisladores bonaerenses aún no se pusieron de acuerdo sobre el futuro de los sistemas electrónicos de medición de velocidad. El 13 de agosto de 2003 venció la última prórroga que suspendía el uso de radares en todo el territorio provincial. A partir de esa fecha los municipios bonaerenses tienen vía libre para reflotar este sistema, y es probable que lo hagan de cara a las vacaciones de verano si es que los legisladores no definen una nueva prórroga antes.

En algunos partidos de la Provincia, las multas pagadas desde que los radares coparon los caminos, convirtieron a este sistema en su principal fuente de ingresos, sobre todo en aquellos que son atravesados por rutas turísticas. Por esta razón, las sospechas de servir a fines recaudatorios y no a la prevención de accidentes, provocaron reacciones adversas desde su instrumentación en 1996, que culminaron en la saga de suspensiones prorrogadas desde 1998.

Hace casi dos meses los senadores provinciales aprobaron el proyecto del presidente de la Comisión de Transporte de la legislatura provincial, Manuel Lozano (PJ), que propone eliminar la utilización de cualquier instrumento de medición electrónica hasta que se dicte una reglamentación definitiva del sistema. La media sanción, que pasó a Diputados para su tratamiento, provocó el rechazo de distintas ONGs vinculadas con la defensa de la vida, que temen el aumento de los accidentes de tránsito.

Por su parte, la vicepresidenta de esta comisión, diputada Hebe Febles, contraria a la idea de la eliminación total de los radares, presentó un proyecto para prorrogar nuevamente la suspensión. Febles dijo a Defiéndase que quiere “unificar criterios con el radicalismo, que tiene un proyecto similar al mío, a la espera de una normativa que reglamente el uso de los radares y no dejar que una ley los aniquile”.

Así las cosas, en Avellaneda prefieren ser cautelosos y aguardar una respuesta por sí o por no de los legisladores acerca del uso de aparatos para medir la velocidad. Grinspun aseguró que de permitirse la utilización del sistema, las cámaras que hoy toman violaciones a la luz roja también captarían el exceso de velocidad: “Nuestros aparatos están perfectamente calibrados y homologados por el INTI (Instituto Nacional de Tecnología Industrial), con lo cual podríamos implementar el sistema mañana mismo, pero no lo vamos a aplicar hasta que se defina la cuestión de la velocidad”, dijo el director de Transporte.

En cuanto a las infracciones por mal estacionamiento, éstas pueden hacerse por medios electrónicos, porque las suspensiones de los mismos regían sólo para medir la velocidad. Sin embargo, en Avellaneda siguen labrando estas actas inspectores y policías, y acondicionarán los móviles con cámaras fotográficas sólo cuando se les autorice a tomar ambas contravenciones.

¿Qué valores tendrán las multas?
La multa no es fija en Buenos Aires y varía según la gravedad de la falta y el nivel de reincidencia del infractor. Los valores que establece la normativa de tránsito provincial oscilan entre $100 y $1.973 (cifra equivalente a diez sueldos mínimos de empleados públicos en Avellaneda). De todos modos, Grinspun aclaró que el monto máximo no va aplicarse porque “los jueces no son locos; sancionan con un criterio lógico”, y aseguró que “No conozco ninguna multa por violación de luz roja que llegue a ese monto. Las que pueda haber, son porque además de pasar la luz roja, esos conductores iban sin seguro y sin registro”.

¿Dónde y cómo pueden hacer su descargo los supuestos infractores?
Pasado el período de advertencia, las multas recibidas podrán ser cuestionadas por sus titulares en el Tribunal de Faltas de Avellaneda, ubicado en Av. Guemes 835, primer piso, en el horario de 8 a 16.

Los presuntos infractores serán atendidos allí por jueces de faltas, que escucharán los descargos de los damnificados antes de decidir la aplicación de la sanción o su absolución. Las exposiciones pueden hacerse en forma personal o también por escrito, para no privar del derecho de defensa a los conductores domiciliados lejos de la Justicia de Faltas del distrito. Aún no está prevista la opción de realizar el descargo por internet, pero fuentes del municipio aseguraron que evaluarán dicha posibilidad.

¿Puedo hacer el descargo en la Justicia de Faltas cercana a mi domicilio?
No. Esto podría suceder si la Ley de Tránsito de la provincia de Buenos Aires (11.430) estuviese adherida a la Ley Nacional (24.449). Además de Buenos Aires, las provincias de Córdoba (ley 6.082) y Mendoza (ley 8.560) no permiten plantear al presunto infractor el beneficio de interjurisdiccionalidad, con lo cual están obligados a ser juzgados en los tribunales donde se cometieron supuestamente las faltas.



Recomendá esta Nota
     




 

© 2002 - All Rights Reserved
info@defiendase.com | www.defiendase.com
Powered by InversionesDigitales.com