Lunes 29 de Diciembre de 2014
Buscar    Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter  
Principal Informarse Servicio Secciones Registrate Quiénes Somos Contacto
 
Mala praxis en animales

Los animales domésticos se enferman de las mismas cosas que sus dueños los humanos. Problemas respiratorios, cardíacos, metabólicos, traumatológicos, endócrinos y neurológicos. También, al igual que los humanos, pueden ser víctimas de la mala práctica del veterinario, por una medicación equivocada, una operación mal hecha o un diagnóstico errado. Si nuestra mascota sufre un daño o muere por mala praxis, ¿podemos hacerle juicio al veterinario? Sí.


¿Qué debo probar en un juicio por mala praxis?
La existencia de una relación de causalidad entre el acto médico y la culpa del médico en el daño ocasionado. Los elementos para probar esta vinculación debe aportarlos el paciente, aunque de acuerdo con la doctrina moderna, el que está en mejores condiciones de exhibir la prueba (el médico) debe suministrarlos a la justicia para que pueda decidir en consecuencia.

¿Hace falta que muera el animal para demandar al veterinario?
No. Basta con sospechar que el daño o lesión fue producto de la negligencia, imprudencia o impericia del veterinario para demandarlo judicialmente.

¿Qué pruebas voy a necesitar en un eventual juicio?
Las mismas que para esclarecer un caso de mala praxis en personas. ´El problema es que, para intervenciones quirúrgicas de animales - dijo a Defiéndase el doctor Rubén Gatti, vicepresidente de la Asociación Argentina de Medicina Felina - la gente no toma las medidas necesarias como para probar después que hubo mala praxis´.

Radiografías, chequeos médicos, testigos, historia clínica del animalito, recibos de las visitas a la veterinaria. Cuántos más sean los elementos de prueba que se puedan arrimar a la causa, mayores serán las posibilidades de éxito en una acción judicial.

´El que inicia un juicio por mala praxis, lo primero que tiene que pedir es el secuestro de la historia clínica del paciente´, expresó a Defiéndase el doctor Marcelino Gatti, asesor jurídico del Consejo profesional de médicos veterinarios Ley 14072; así el nombre completo de la entidad. ´Si el profesional no lleva la historia clínica ordenadamente o la oculta, ésta es una presunción que juega en contra del profesional y que el juez tendrá en cuenta para dictarle la culpabilidad´.

De haber muerto el animal, es fundamental realizarle una necropsia para determinar cuál fue la causa. Para dicha intervención, por razones obvias, se aconseja llevar el animal a un veterinario imparcial.

¿Qué formas de protección tiene el profesional?
Por lo general, las denuncias por mala praxis veterinaria se basan en la palabra del dueño del animal contra la del médico que lo asistió. Por esto, - y porque puede haber mala fe o recelo de algún cliente por la pérdida de su animalito - el veterinario debe tomar ciertos recaudos.

Además de tener al día la historia clínica del animal, el veterinario debe consultar al dueño de la mascota en cada decisión que tome. Cualquier determinación unilateral puede penarse por violación al derecho a la información del que goza el cliente y aplicársele al veterinario las sanciones previstas en la ley 24240, de Defensa del Consumidor.

´Si el veterinario aconseja una radiografía o un estudio previo a la operación y el cliente dice que no lo haga para ahorrar plata, esta negativa debe constar en la historia clínica´, dice Marcelino Gatti. ´Si hace igual la operación, estamos frente a un caso de culpa compartida, en el que la justicia dirimirá el porcentaje de responsabilidad del profesional´.

¿Dónde puedo iniciar las acciones legales?
Al igual que para el ejercicio de la medicina humana, las acciones contra la mala praxis veterinaria están comprendidas dentro del derecho civil común. Los daños a reclamar por el dueño del animalito, pueden ser materiales o morales.

En la Ciudad de Buenos Aires, el demandante deberá asistir a la instancia de mediación obligatoria. De no llegar a un acuerdo con la otra parte, tiene abierta la vía del juicio.

En la Provincia de Buenos Aires, por no existir esta mediación previa, deberá iniciar las acciones pertinentes en el fuero civil y comercial.

¿La clínica también es responsable junto con el veterinario?
Sí, y deberá resarcir económicamente al demandante por la cuota de responsabilidad que le cabe.

¿Puede haber sanciones penales para el veterinario?
Sí. La ley de protección a los animales 14346, del año 1954, incorporada al Código Penal, establece penas de 15 días a 1 año de prisión a la persona que trate mal o con crueldad a los animales. Esto incluye: darles poca comida o de mala calidad, estimularlos con drogas sin fines terapéuticos, mutilarlos, operarlos sin anestesia o sin ser médico, lastimarlos o castigarlos. Los casos de mala praxis veterinaria, también pueden ser juzgados por esta ley y sus responsables, condenados a las penas de prisión señaladas.

Si además de mala praxis, el profesional faltó a la ética, ¿puedo demandarlo?
Si. Cuando el cuestionamiento tuviera un asidero ético, el Consejo Profesional de veterinarios evaluará si hubo una violación al código de ética profesional, inscripto en el decreto 8561, de 1967, para estos médicos.

Se tramitan las pruebas y el tribunal de disciplina sanciona a favor o en contra del acusado. Contra esa sanción, puede interponer un recurso de reconsideración ante el mismo Consejo y, de no encontrar un resultado favorable, recurrir a la justicia civil para modificar o revocar la decisión del tribunal.

Este Consejo no podrá, sin embargo, juzgar al profesional por mala praxis médica, pues la competencia corresponde al fuero civil


Recomendá esta Nota
     




 

© 2002 - All Rights Reserved
info@defiendase.com | www.defiendase.com
Powered by InversionesDigitales.com