Jueves 23 de Octubre de 2014
Buscar    Seguinos en Facebook Seguinos en Twitter  
Principal Informarse Servicio Secciones Registrate Quiénes Somos Contacto
 
¡Testigo! ¿yo?

La casualidad quiso que en el preciso momento en el cual Alejandro pasaba por Tribunales, se llevara a cabo un operativo policial. Un oficial de civil se presentó y le dijo que tendría que oficiar de testigo. No le dieron a elegir. ¿Puede obligarme la policía a declarar como testigo de un hecho? ¿Cuánto tiempo pueden tenerme demorado? ¿Y si tenía obligaciones que cumplir?


Alejandro fue a curiosear a la esquina de su casa porque le llamó la atención el despliegue de patrulleros, policías, corridas y detenciones que produjo el operativo. Apenas se asomó para enterarse qué pasaba, se le acercó un oficial y le pidió que prestara atención a la gente que tenían maniatada bocabajo sobre la vereda.

Desde ese instante hasta que lo liberaron pasaron 12 horas. “Yo les expliqué que tenía a mi abuelo internado y debía llevarle ropa al hospital, pero no me dejaron ir hasta el otro día. Por la misma cuestión tuve que faltar a mi trabajo”, contó Alejandro, indignado porque, según sus palabras: “me forzaron a ser testigo, me llevaron a la comisaría más lejana y cuando ya no me necesitaron más, me largaron sin acercarme siquiera a mi domicilio”.

¿Puede obligarme la policía a salir de testigo de un hecho que presencié?
Sí. Los testigos son piezas esenciales en el proceso de investigación; lo que ellos declaren va a permitir encauzar las averiguaciones que conduzcan a descubrir la verdad de un delito. Puede pasar que este delito o infracción ya haya sido cometido. En ese caso, la policía buscará testigos que “pasaban por ahí”,  para que luego den testimonio de cómo se llevo a cabo el operativo. 

Por tratarse de una carga pública y, por lo tanto, ineludible para el ciudadano, aquella persona que la policía o el fiscal presentes crean necesaria para dilucidar los hechos, deberá prestar su colaboración las veces que sean requeridas.

Para que no queden dudas sobre este punto, los artículos 239 y 240 del Código Procesal Penal de la Nación, establecen que la persona con conocimiento de los hechos investigados está obligada a declarar.

¿Cuánto tiempo pueden tenerme demorado?
No hay mínimo ni máximo definidos: el plazo va a depender de cada caso en particular y según lo que disponga el juez; por supuesto, siempre dentro de los límites razonables. Durante ese período, la policía o el juez están facultados para restringir la comunicación del testigo a los fines de resguardar su testimonio.

Por el artículo 184, inciso 3), la policía o las fuerzas de seguridad pueden disponer que ninguna de las personas presentes al momento de la comisión del delito se aparte del lugar “mientras se lleven a cabo las diligencias que correspondan, de lo que deberá darse cuenta inmediatamente al juez”.

Si me demoran sin justificación, ¿puedo denunciarlos?
Sí. “La persona que se sienta avasallada en sus derechos puede realizar la denuncia por abuso de autoridad ante la policía, el juzgado, la fiscalía de turno o en la Cámara del Crimen (Viamonte 1141 planta baja, Capital Federal)”, explicó el abogado penalista Raúl Bednarz.

¿Cuántas personas hacen falta para atestiguar sobre un caso?
No puede barajarse de antemano una cifra determinada. La decisión dependerá de la consideración de las autoridades: si hay un solo testigo, será ese; si hay 20, podrán ser todos o la cantidad que el fiscal o la policía crean necesarios para aportar a la causa.

¿Quiénes tienen prohibido declarar?
Se tendrá por nula la declaración de testigos que sean esposos, ascendientes, descendientes o hermanos del imputado, salvo que el delito perjudique al testigo o a una persona cuyo parentesco sea igual o más próximo que el que tiene el imputado.

¿Quiénes están exentos de declarar?
Pueden abstenerse las personas que estén vinculadas al imputado por un parentesco hasta el cuarto grado de consanguinidad o segundo de afinidad. Tampoco estarán obligados sus tutores, curadores y pupilos, salvo que sea el testigo quien hace la denuncia, por un perjuicio hacia él o algún pariente suyo de igual o mayor proximidad de la que pudiera tener el imputado.

¿Quiénes deben abstenerse de declarar?
Las personas a las que hubiera sido confiado un secreto en razón de su actividad, oficio o profesión: médicos, abogados, sacerdotes, farmacéuticos, parteras u otro especialista en el arte de curar; los militares y funcionarios públicos sobre secretos de Estado (artículo 244).

No podrán negarse a testimoniar, sin embargo, cuando sean liberados del deber de guardar ese secreto por el interesado.

¿Qué pasa si no me presento a declarar?
Puede ser conducido a hacerlo por la fuerza pública, a menos que tuviera un motivo que justifique esa ausencia.

¿Y si me niego?
En caso de que sí se presente, pero llegado el momento se niegue a declarar, el testigo puede sufrir arresto, además de un eventual juicio por desobediencia.

¿Y si falto a la verdad?
Esta persona comete delito de falso testimonio, el cual no sólo implica afirmar una falsedad, sino también callar o negar la verdad.




Recomendá esta Nota
     




 

© 2002 - All Rights Reserved
info@defiendase.com | www.defiendase.com
Powered by InversionesDigitales.com